Bloc personal,

dimarts, 16 d’octubre de 2007

Intercrastinació


Com ho trobo interessant, copio i enganxo... i cito, també. De microsiervos, per suposat.

La cosa va per aquí:
El asunto es así: termino una tarea, actualizo mi «lista de cosas por hacer», reviso la lista para ver cuál es la siguiente. Entonces casualmente cojo un vaso de agua, o me voy al baño o algo así, y al volver compruebo mis correos, leo lo que hay en mi agregador, hago clic para leerme un par de historias… y, antes de que pueda darme cuenta, han pasado veinte minutos desde que acabé la tarea anterior y la productividad se ha ido a la porrra. ¿Existe alguna forma de poder dedicarse a hacer algo sin distracciones entre tarea y tarea?


Començament de l'article:
Palabras tan raras como estas que apenas es posible pronunciar molan: intercrastinación, definida por un lector de Lifehacker como la variante internetera de la procrastinación:

El asunto es así: termino una tarea, actualizo mi «lista de cosas por hacer», reviso la lista para ver cuál es la siguiente. Entonces casualmente cojo un vaso de agua, o me voy al baño o algo así, y al volver compruebo mis correos, leo lo que hay en mi agregador, hago clic para leerme un par de historias… y, antes de que pueda darme cuenta, han pasado veinte minutos desde que acabé la tarea anterior y la productividad se ha ido a la porrra. ¿Existe alguna forma de poder dedicarse a hacer algo sin distracciones entre tarea y tarea?

El artículo está lleno de ideas y posibles soluciones (?) para lo que ya es un clásico problema del que algunos son auténticos profesionales.

Casi todas las soluciones que propusieron los lectores para mejorar la «concentración» y superar la procrastinación giran en torno a la fórmula mágica 10+2×5 y variantes, que consiste en: «diez minutos de trabajo, dos minutos para ‘jugar’ un poquillo, repetir cinco veces, tomarse un descanso real (con lo cual ya ha pasado una horita) y repetir indefinidamente».

Otras ideas incluyen anotar de forma desglosada todas las tareas que hay que hacer a lo largo del día e intentar cumplirlas a rajatabla una a una (al parecer da gustillo irlas terminando y marcarlas como hechas). Hay quien propone cosas más ingeniosas, como realizar varios trabajos a la vez (dicen que Asimov escribía así varios libros y novelas, de modo que no se aburría) o ponerse mentalmente en modos tales como «empezar», «realizar», «finalizar» y actuar en consecuencia.

Si el voleu llegir sencer aquí o aquí també.

Cap comentari:

Publica un comentari